COVID-19 se llevó a 247 maestros y los deudos reciben tardía atención

Los otros héroes. La mayoría tenía más de 57 años, según cifras oficiales. El Sutep dice que son más de mil decesos. Muchos se contagiaron al repartir libros o alimentos de Qali Warma. Familias indican que subsidio demoró meses y no hubo soporte emocional.

Después de sus muertes aún hay silencio. Entre las casi 40 mil víctimas del Covid-19 están los maestros. Su caso es particular porque, a pesar de las anunciadas clases a distancia, muchos de ellos contrajeron el virus en plena labor al trasladarse para la repartición de libros o alimentos del programa Qali Warma. También al visitar a sus alumnos en comunidades nativas o acudir a sus escuelas para elaborar reportes de trabajo.

Esto lo informó La República en junio cuando se daba cuenta de 181 docentes fallecidos en la emergencia sanitaria, la mayoría por el virus, según los reportes del Sutep. En ese momento, el Ministerio de Educación (Minedu), que aún no consolidaba sus cifras, hablaba de 92 decesos en 33 UGEL, mas no sabía cuántos habían sido víctimas del nuevo coronavirus.

Seis meses después, el registro oficial del Minedu al que tuvo acceso este diario reconoce la muerte de 247 docentes nombrados (203) y contratados (44) por Covid-19 hasta el 1 de este mes. Como en todos los casos, no se tienen detalles de las posibles causas del contagio.

Seis meses después, el registro oficial del Minedu al que tuvo acceso este diario reconoce la muerte de 247 docentes nombrados (203) y contratados (44) por Covid-19 hasta el 1 de este mes. Como en todos los casos, no se tienen detalles de las posibles causas del contagio.

A inicios de julio, a través del decreto supremo 008-2020, el Minedu se comprometió a agilizar el pago del beneficio de luto y sepelio (S/ 3.000) a los deudos, el cual, según los estimados del sector, debía darse en un mes. También dispuso que solo con la presentación de un certificado de defunción emitido por el médico y el hospital o el acta virtual del Reniec, los familiares obtendrían la resolución del cese para tramitar el beneficio.

Pero lo que ha ocurrido estos meses dista mucho de lo que dicta el papel, según cuentan los deudos, medio año después.

A inicios de julio, a través del decreto supremo 008-2020, el Minedu se comprometió a agilizar el pago del beneficio de luto y sepelio (S/ 3.000) a los deudos, el cual, según los estimados del sector, debía darse en un mes. También dispuso que solo con la presentación de un certificado de defunción emitido por el médico y el hospital o el acta virtual del Reniec, los familiares obtendrían la resolución del cese para tramitar el beneficio.

Pero lo que ha ocurrido estos meses dista mucho de lo que dicta el papel, según cuentan los deudos, medio año después.

Fuente: La Republica